miércoles, 8 de julio de 2009

Sinergia.





Flota algo en el ambiente. Una melodía. Energía. Suena la guitarra. De noche. Personas. Realidades. Diferentes. El mundo se siente diferente. Ha cambiado. Una vuelta de tuerca. Medio giro y rumbo al infinito.

El amor. La unión. El reencuentro. La amistad. El baile. Un abrazo. Otro. Otro. Y otro por favor. O mejor sin favor, sólo porque sí.

Familia.

Recuerdos. Qué típico suena decir sueños rotos. Pero sueños rotos son. Sentimientos rotos. Desperdiciados. Empeorados. Mareo y me siento mal. No miro. No pienso. De vuelta y te doy la espalda. Un ciao es un fin y un comienzo.

Mi mundo nuevo. Un secreto. El primero de muchos más. Una realidad distinta. Mejor/peor. Mejor. Mejor.

Suena la guitarra. ¿Cómo será la prostituta de Nocilla Dream?

Tic tac, tic tac. Sinergia y rumbo al infinito.

3 comentarios:

  1. Literaturas fragmentadas. Momentos, un rato puede y otros pues no. Estar y luego, a otra cosa lombriz. Nuevos métodos de narrar, pero vanguardias de toda la vida.

    Nos vemos, no te canses!

    ResponderEliminar
  2. Me gustan las guitarras. En un local y eso, escuchándola con los amigos. No se, me parece un escenario guay, muy canalla, triste o complaciente, autocomplaciente... me disperso.
    Mi crítica (creo que objetiva y sin acritud eh!!): Queremos más descripciones!!! Estabas en un sitio tremendo, me hubiera gustado saber más del mismo.
    Partes de ahí y te vas "rumbo al infinito". Cambios. Giros y siempre a mejor... o no... lo importante no es ir a mejor (creo) sino evolucionar... la derrota es no evolucionar.

    ResponderEliminar