lunes, 25 de enero de 2010

Críticas de cine: Avatar

Avatar. Avatar. Avatar. Publicidad por todas partes. Un nuevo concepto de cine. Un antes y un después. 3D. Diez años de trabajo. Una super producción de James Cameron.

Con la luz apagada, entramos cinco minutos tarde al cine. Nos han dado unas gafas 3D, esas que siempre tengo ganas de 'mangar' cuando termina la película. Me siento y me me pongo cómoda. Comienza la función. Los intentos de impresionar visualmente empiezan a los pocos minutos: una pelota se acerca hacia mí en tres dimensiones, mostrando lo bien que ha hecho su trabajo el equipo de Cameron durante estos diez años. -Espero no marearme con estas gafas-

Tras la adaptación a las nuevas tecnologías, llega el momento de engancharse al guión. Un guión que no promete desde el principio. ¿Personajes que esconden un mundo interior alucinante? No. Todo lo que esperas de ellos... sucederá, y viceversa. Un argumento masticado, relamido, regurgitado y todo lo demás. Los llamativos efectos especiales en el mundo de Pandora no son suficientes para tirar de una historia que podría bien ser un remix de guiones antiguos y previsible de principio a fin. No logra mantener la atención del espectador, que se da cuenta de que han vuelto a engañarle. Ni sorpresas, ni motivación, ni originalidad.

Una conquista del nuevo mundo. La avaricia frente al respeto por otras culturas. El amor. Acción y más acción. Malos y buenos. Los mismos ingredientes que una vez tras otra las grandes productoras norteamericanas repiten para llenarse los bolsillos. En definitiva, una evolución de Pocahontas con demasiada presencia de Terminator. Ahí tienen Avatar.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/cronicasdesdeeeuu/2010/01/30/avatar-me-mata.html

1 comentario:

  1. Si es una peli del estilo "para chicos", seguro que me mola xD.

    ResponderEliminar